Historia del Póker.

El origen del Póker no está claro, pero la mayoría de historiadores del juego consideran que la manera en que hoy se juega al Poker es una consecuencia derivada de elementos de distintos juegos.

El nombre mismo, “Póker”, probablemente depende de un jugo francés del siglo XVIII llamado “Poque”. Algunos historiadores creen, sin embargo, que el nombre procede de un juego de apuestas alemán, Pochspiel, que incorporaba la acción de farolear. En el poschspiel, los jugadores debían indicar si querían pasar o seguir dando un golpe seco en la mesa y diciendo “Ich Poche!”. Además, por si fuera poco, también hay quien añade disputa al término afirmando que procede de la palabra hindú “pukka”.

Otra posible explicación a la procedencia del término Poker procede de una palabra del argot inglés, “poke”, un término usado por los carteristas (pickpockets), que significa bolsillo y que hace referencia a la estrategia de estos ladronzuelos que antiguamente organizaban juegos como excusa para vaciarles su “poke” a los primos. También hay quien relaciona la etimología de la palabra Póker con la expresión “hocus-pocus”, que es la expresión en inglés equivalente a abracadabra utilizada ampliamente por los magos.

Uno de los posibles antepasados del Póker es el juego persa “As Nas”, que era un juego de apuestas para cinco jugadores que usaban una baraja de 25 cartas con 5 palos. En el siglo XVI, un juego de apuestas de nombre español llamado “Primero” fue popular en Europa y tenía muchas similitudes con el Poker moderno. El juego francés “Brelan” es un derivado de éste y también el juego inglés “Brag”, ambos incorporan el elemento de echar faroles, aunque este concepto está también presente en otros juegos.

Las primeras referencias al Póker llamándolo “Póker” fueron hechas por el actor inglés Joseph Cromwell, que describió el juego de cartas que se jugaba en Nueva Orleáns hacia 1829, y a Jonathan Green, que hizo referencias al Póker en su libro “An Exposure of the Arts and Miseries of Gambling” (Una revelación sobre las artes y miserias de apostar) en 1843. En su libro, Green menciona las reglas de lo que el llamó “el juego de tramposos”, que entonces se jugaba en los barcos que navegaban el río Missisipi. Algunos historiadores atribuyen a Green el primer uso de la palabra “Póker” para referirse a lo que él denominaba el juego de tramposos.

Estas descripciones tempranas hablan de un juego de 20 cartas en el que cuatro jugadores apostaban sobre cuál de las manos de los jugadores era la más alta. A medida que el juego se fue extendiendo por América, fue adoptándose la baraja inglesa completa de 52 cartas. Se fue añadiendo el “flush” o jugada de color y algunas otras modificaciones durante la Guerra de Secesión Americana, incluyendo el “draw póker” (con descartes), el “stud poker” (la variante de cinco cartas) y el straight o escalera. A estos añadidos siguieron otras incorporaciones americanas, tales como la “wild card” o carta salvaje (hacia 1875) y el split-pot póker (hacia 1900), los juegos con “community cards” o cartas compartidas datan de 1925. La extensión del juego por el mundo, particularmente en Asia, se atribuye al ejército estadounidense.

Hasta 1970 el Póker no se incluyó en los juegos de casino dada la dificultad de controlar a los tramposos. En los años 80 y 90, los casinos tendieron a cerrar salas de Poker en beneficio del blackjack y las ruletas. Una mejora en las técnicas de seguridad y los torneos han devuelto un renovado interés en el juego.

Un moderno tipo de torneo se hizo popular en los casinos estadounidenses tras las World Series of Póker (WSOP) que empezaron en 1970. La primera WSOP, que atrajo un total de siete jugadores, fue fuertemente promovida por el magnate de casinos y jugador de Poker Benny Binion, lo que dio lugar al Binion’s Horseshoe casino. A raíz de esto se extendieron por todo el país una serie de campeonatos de Poker que culminaron en las series mundiales: World Series of Póker.

El número de participantes en las WSOP ha seguido aumentando año tras año igual que la cuantía de los premios, lo cual a su vez ha seguido atrayendo a más jugadores. Más de 5.600 jugadores participaron en la WSOP de 2005, donde 52 millones de dólares fueron distribuidos entre los ganadores, además del premio record de 7,5 millones de dólares para el ganador.

La mayoría del aumento de la popularidad del Póker puede atribuirse al WSOP y a las retransmisiones televisivas del World Póker Tour realizadas por la cadena ESPN y Travel Channel. Además, dado que el número de salas de Póker ha seguido aumentando, el interés en el juego ha crecido también.

La cuantía de los premios y el número de torneos sigue aumentando y como resultado cada vez más gente en todo el mundo está sumergiéndose en el mundo del Póker.

Deja un comentario