Principales Tipos de Póker.

El Póker es uno de los juegos de cartas más versátiles del mundo. Existe una infinidad de variantes que se juegan en todos los hogares del mundo. En esta sección les explicaremos las cinco grandes modalidades del Póker, aunque, de todas ellas, la reina, sin duda, es la Texas Hold’em. También son muy populares la Omaha, Omaha Hi/Lo, Stud a 7 Cartas y Stud Hi/Lo a 7 Cartas.

Texas Hold’em
Texas Hold’em es la variante de poker más popular, así como la más fácil de aprender.
Los jugadores reciben dos cartas ocultas que sólo ellos pueden ver. Después se reparten cinco cartas comunes que todos pueden ver y usar. Los jugadores pueden formar su mano de cinco cartas de los dos grupos, con una o ninguna de sus cartas ocultas en combinación con las cartas comunes.
La partida se divide en cuatro rondas de apuestas y las apuestas se alternan por la mesa en el sentido de las agujas del reloj. Las apuestas comienzan desde la posición continua al botón del crupier que se mueve un lugar a la izquierda después de cada mano.

Las Apuestas Ciegas: antes de comenzar la partida los dos jugadores que se encuentran a la izquierda del crupier hacen apuestas “ciegas”, llamadas así porque se hacen antes de que los jugadores hayan visto las cartas. Las apuestas ciegas garantizan que haya algún dinero en el bote por el cual jugar desde el inicio de la partida. El jugador que se encuentra a la izquierda del crupier apuesta la “ciega pequeña” y el jugador a la izquierda de éste apuesta la “ciega grande”.

El Pre-Flop: Cada jugador recibe dos cartas que sólo él puede ver, llamadas cartas ocultas. Después, el primer jugador a la izquierda del que apostó la ciega grande comienza la primera ronda de apuestas. Este jugador, que se conoce por el nombre de jugador “a tiro” o “under the gun” puede:
a) Ir – Igualar la apuesta de la ciega grande.
b) Subir – Elevar la apuesta.
c) Retirarse – Entregar sus cartas y abandonar la mano.
Cuando la apuesta llega de nuevo al jugador que hizo la ciega grande (la primera apuesta completa), ese jugador puede pasar y optar por quedarse en el juego sin agregar nada al bote. Sin embargo, si un rival ha aumentado la apuesta, este jugador tiene tres opciones: puede retirarse, igualar o volver a subir.

El Flop: Se reparten boca arriba sobre la mesa tres cartas comunes, que todos los jugadores pueden utilizar para formar su mano de cinco cartas. Le sigue una segunda ronda de apuestas.

El Turn: Se reparte boca arriba sobre la mesa una cuarta carta común. Le sigue la tercera ronda de apuestas.

El Río: Se reparte la quinta y última carta común, seguida de la última ronda de apuestas.

Confrontación: Si queda más de un jugador en el juego, se produce una confrontación o “showdown” en la cual los jugadores muestran sus cartas y triunfa la mano más alta (veáse Ranking de Manos). Si dos jugadores tienen una mano idéntica, el “bote” se divide.

Omaha
Los jugadores reciben cuatro cartas ocultas que sólo ellos pueden ver y cinco cartas comunes que todos pueden ver y usar. Para formar la mano de cartas, cada jugador tiene que utilizar sólo dos de sus cartas ocultas y tres cartas comunes.
La partida se divide en cuatro rondas de apuestas que se alternan por la mesa siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Las apuestas comienzan desde la posición continua al botón del crupier, que se mueve un lugar a la izquierda después de cada mano.

Las Apuestas Ciegas: Antes de comenzar la partida, los dos jugadores que se encuentran a la izquierda del crupier hacen apuestas “ciegas”, llamadas así porque se hacen antes de que los jugadores hayan visto las cartas. Las apuestas ciegas garantizan que haya algún dinero en el bote por el cual jugar desde el inicio de la partida. El jugador que se encuentra a la izquierda del crupier apuesta la “ciega pequeña” y el jugador a la izquierda de éste apuesta la “ciega grande”.

El Pre-Flop: Cada jugador recibe cuatro cartas que sólo él puede ver, éstas se llaman cartas ocultas. Después, el jugador a la izquierda del que apostó la ciega grande comienza la primera ronda de apuestas. Este jugador, que se conoce por el nombre de jugador “a tiro” o “under the gun” porque es el primero es actuar, puede:
a) Ir – Igualar la apuesta de la ciega grande.
b) Subir – Elevar la apuesta.
c) Retirarse – Entregar sus cartas y abandonar la mano.
Cuando la apuesta llega de nuevo al jugador que hizo la ciega grande (la primera apuesta completa), éste puede pasar y optar por quedarse en el juego sin agregar nada al bote. Sin embargo, si un rival ha subido la apuesta, este jugador tiene tres opciones, puede retirarse, igualar o volver a subir.

El Flop: Se reparten boca arriba sobre la mesa tres cartas comunes, que todos los jugadores pueden utilizar para formar su mano de cinco cartas. Le sigue una segunda ronda de apuestas.

El Turn: Se reparte boca arriba sobre la mesa una cuarta carta común. Le sigue la tercera ronda de apuestas.

El Río: Se reparte la quinta y última carta común, seguida de la última ronda de apuestas.

Confrontación: Si queda más de un jugador, se produce una confrontación o “showdown” en la cual los jugadores muestran sus cartas y triunfa la mano más alta (véase Ranking de Manos). Si dos jugadores tienen una mano idéntica, el bote se divide.

Omaha Hi/Lo
El Omaha Hi/Lo es muy parecido al Omaha clásico, pero el bote se divide entre una mano alta (igual que en el Omaha clásico) y una mano baja (formada por cinco cartas que comienzan en ocho o menos). Algunos juegos se denominan Juegos Hi/Lo (el Omaha Hi/Lo y el Stud Hi/Lo a 7 Cartas que luego veremos) porque para llevarse el bote, no sólo hace falta tener en cuenta el rango de las manos que se explican arriba (Hi), sino también la mano más baja (Lo).
Antes hemos explicado las manos altas. Una mano baja es una mano que contiene cinco cartas diferentes inferiores o iguales a 8. Ej: A- 2- 4- 7- 8.
Los juegos Hi/Lo se juegan con un “clasificador ocho” para la mano baja, que significa que el jugador debe tener cinco cartas dispares más bajas de ocho para poder ganar la parte baja del bote.
Ni una escalera ni un color cuentan para la mano baja y el As se considera la carta más baja. Las manos con cinco cartas del mismo rango comparten equitativamente el bote bajo, cualquiera que sea el palo.

Stud a 7 Cartas
Stud a 7 Cartas El Stud a 7 Cartas era la variante de póquer más popular hasta que Texas Hold’em le usurpó el puesto. Es muy diferente de Texas Hold’em y de Omaha, pero se trata de un juego apasionante.
Antes de comenzar la partida cada jugador tiene que hacer una apuesta preliminar también llamada “ante” que es una cantidad obligatoria que garantiza que haya algún dinero en el bote. En los juegos Stud no hay cartas comunes. En su lugar, el crupier comienza repartiendo en el sentido de las agujas del reloj hasta que cada jugador tenga tres cartas. La dos primeras cartas se reparten boca abajo (cartas ocultas o “hole”), la tercera se reparte boca arriba (carta entrante o “door”).
El Stud a 7 Cartas se divide en cinco rondas de apuestas y las apuestas se alternan por los jugadores siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

Apertura de las Apuestas: El jugador que tiene la carta más baja comienza el juego con una apuesta simbólica denominada apertura o “bring-in” (si dos o más jugadores tienen una carta del mismo valor se decide según el palo de la carta en el siguiente orden: tréboles, diamantes, corazones y picas).

3ª Carta: Una vez que se ha hecho la apuesta de apertura, cada jugador (empezando por el jugador a la izquierda del que la haya hecho) puede retirarse, igualarla o subir hasta el límite de la apuesta.

4ª Carta: Todos los jugadores reciben otra carta boca arriba. Ahora el jugador con las dos cartas visibles más altas empieza la apuesta. En esta ronda de apuestas si un jugador consigue una pareja boca arriba puede hacer una apuesta doble.

5ª Carta: Todos reciben otra carta boca arriba. El jugador con la combinación de cartas visibles más alta empieza la apuesta.

6ª Carta: Todos los jugadores reciben otra carta boca arriba. De nuevo, el jugador con la combinación de cartas visibles más alta empieza la apuesta.

7ª Carta o Río: Todos los jugadores reciben una última carta boca abajo. El mismo jugador que comenzó la última ronda empieza la apuesta.
Resultados. El jugador que tenga la mejor mano gana.

Stud Hi/Lo a 7 Cartas
El Stud Hi/Lo a 7 Cartas es muy parecido al Stud a 7 Cartas, pero el bote se divide, de la misma forma que antes explicamos para el Omaha Hi/Lo, entre una mano alta (igual que en el Stud a 7 Cartas) y una mano baja (formada por cinco cartas que empiezan por ocho o menos).