Perfeccionamiento y Probabilidad de bote.

Aunque el perfeccionamiento es posible prácticamente con cada mano, muchos principiantes se olvidan de que los jugadores con manos mejores pueden también mejorar sus manos en el draw, y de que a la larga el jugador con la mejor mano antes de un draw es probable que tenga la mejor mano después del draw también. Generalmente, si tienes una razón para creer que tu adversario tiene una mano mejor que tú en cualquier momento dado de una ronda de apuestas, la acción apropiada es hacer fold. Sin embargo, si el dinero del bote es grande comparado con la apuesta requerida para formar parte de él (la “probabilidad de bote”), un call es posible. Se da este caso particularmente cuando un jugador está intentando conseguir una escalera o un color. Sin embargo, las posibilidades aproximadas de consiguir una “escalera abierta” en el próximo draw son de 6-1, y las probabilidades de conseguir un color son de 5-1. Como tal, hacer call no es recomendable si el dinero que se podría ganar da menos que la apuesta.

Una apuesta hecha por principiantes que raramente vale la pena es completar una “escalera cerrada”, una escalera sin una de las cartas del medio. Las probabilidades de completar una escalera así en un draw son aproximadamente de 13-1 y no debes contar con ello si las probabilidades de bote no son particularmente buenas.

Multiplicidad de Juegos.

Una de las muchas ventajas de jugar Poker por Internet es la habilidad de poder jugar a muchos juegos al mismo tiempo y muchos jugadores obviamente aprovechan esta oportunidad. Sin embargo, antes de arriesgarse es importante saber si optar por esta decisión aumentará sus posibilidades de éxito.

IMPORTANTE: La decisión de jugar dos o más juegos al mismo tiempo NO debe tomarse a la ligera. Piense que puede repercutir en su balanza de ganancias y pérdidas de una manera nada positiva.

Cuando se juega en dos partidas al mismo tiempo, NO PODRÁ prestar la misma atención a cada movimiento que realice y lo más probable es que disminuya algo su calidad de juego. De esto no cabe duda, piénselo: si su ganancia media suele ser de 25$ a la hora, puede que ésta baje a 18$ si simultanea dos partidas, dado que descenderá su concentración en cada una de ellas.

Sin embargo, dado que está jugando en dos mesas a la vez, su media podría pasar a ser de 36$ a la hora sumando las ganancias de ambas, que superaría los 25$ iniciales. Por lo tanto, los factores claves cuando decide si jugar o no en dos mesas a la vez deberían establecerse en función a cuánto suele hacer en una hora cuando juega en una mesa y cuánto disminuye si empieza a jugar en dos. Si la nueva cantidad media es mayor al multiplicarlo por dos que la cantidad inicial que solía hacer a la hora, entonces merece la pena.

Si está ganado un juego, puede que jugando en otra mesa siga ganando o que no. Si está continuamente batiendo el límite mínimo fijado, puede que probablemente siga ganando si continúa el juego en otra mesa si juega en dos a la vez. Esto puede deberse a que probablemente esté ganando no por la atención que está prestando a sus contrincantes, sino más bien porque tiene un sólido manejo del funcionamiento del Poker con el que juega inconscientemente. Sin embargo, si está jugando en algún No Limit, puede que no le salga tan bien simultanear dos partidas a la vez, dado que esta modalidad se basa mucho más en la atención que presta a sus oponentes descubriendo el estilo de cada uno de ellos.

Otra cuestión que debe considerar cuando decide si jugar en más de un juego a la vez es que puede ser extremadamente estresante. Tiene que estar comprobando continuamente cada uno de los juegos y tomando decisiones inmediatas cada 15 segundos. Esto puede convertir la partida en algo menos divertida y tal vez no merezca la pena las ganancias extra que supone estar jugando en dos a la vez.
Si realmente está considerando jugar dos juegos al mismo tiempo, para asegurarse de que toma la decisión correcta intente antes responder las siguientes cuestiones:
• ¿Es capaz de ganar ese juego constantemente?
• ¿Está ganando el juego gracias a sus sólidas cualidades en el Poker y no por estar atento a sus contrincantes?
• ¿Piensa que hará más dinero jugando dos juegos a la vez? Si la respuesta es afirmativa, ¿compensa el dinero extra la diversión potencial que puede estar perdiendo por no poder concentrarse tanto en el juego?

Si respondió SÍ a todas las cuestiones, continúe e intente jugar dos juegos al mismo tiempo. Pruebe a ver qué pasa; hay quien lo odia y hay a quien le encanta. Si en cambio respondió NO a alguna de estas preguntas, probablemente deba limitarse a seguir jugando los juegos de uno a uno por ahora.

Echarse un Farol…

Claramente, hay diferencias importantes entre tirarse un farol (en inglés: bluffing) en una sala de Póker real, con los oponentes frente a frente, y hacerlo en el Póker online, en el que uno tiene la ventaja de no ser visto. Tal y como es de imaginar, los jugadores tienden a echar más faroles cuando juegan online.

Hay infinidad de diferencias entre el Póker virtual y el real y una de las más notables es justamente ir de farol. En una sala virtual de Póker, para apostar basta con hacer clic. El entorno virtual permite a los jugadores aparentar mejor de lo que se sentirían capaces en una mesa real. El entorno virtual elimina muchos de los aspectos psicológicos que implicaría que todos y cada uno de sus movimientos pudieran ser observados por el resto de sus jugadores.

Esto quiere decir que en el Póker online debe tener en cuenta aún más la posibilidad de que sus oponentes estén jugando de farol y aprender a reconocer un farol incluso en un ambiente virtual. Asimismo, también debe ser extremadamente cauto cuando se quiera farolear y asumir que sus contrincantes también saben cómo funciona esto del Póker virtual. No se confíe demasiado sólo porque ellos no puedan verle, también el resto de los jugadores se aprovecha de esta ventaja y se arriesga a que se lo vean tanto o más como en el Póker real.

Por supuesto, un farol puede resultar muy lucrativo, pero no lo repita demasiado. Cuanto más lo haga, más probable es que sus oponentes le descubran y le vean el farol. Si tiene una buena mano, es evidente que puede aprovecharse de ello- es uno de los trucos más viejos-. Sin embargo, tenga en cuenta que otros jugadores pueden estar intentando hacerle el mismo truco.

Otro punto importante a tener en cuenta cuando se juega online es que sus oponentes pueden no estar prestándole tanta atención como harían en el juego presencial. Por tanto, si adapta su estrategia y tiene en cuenta todos estos factores cuando intenta ir de farol, si presta atención a sus contrincantes y le acompaña un poco de suerte, al final del juego obtendrá su recompensa.